Nuevo Régimen de Promoción del empleo y Prevención del Fraude Laboral

El pasado 2 de junio se sanciono la Ley N° 26.940, -Ley de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral-, la cual tiene como ejes centrales los siguientes aspectos:

  • La creación del Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), y
  •  La creación de Regímenes Especiales de Promoción del Empleo Registrado.

(A)Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL).

Este Registro estará bajo la órbita del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, y en él se incluirán y se harán públicas  las sanciones aplicadas a empleadores por los siguientes organismos, a saber:

(i)            Ministerio de Trabajo de la Nación:

(ii)           Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP);

(iii)          Autoridades provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;

(iv)         Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA);

(v)          Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT).

Las sanciones que se tendrán en cuenta para incluir a empleadores en este registro, serán las siguientes:

(i) falta de inscripción del empleador.

(ii) falta de registración de los trabajadores.

(iii) obstrucción a la labor de inspección.

(iv) incumplimiento de la retención de aportes sobre el total que corresponda.

(v) infracciones a la Ley de Prohibición del Trabajo Infantil y Protección del trabajo Adolescente (Leyes N° 26.390 y N° 26.847).

vi) sentencias condenatorias por infracción a la Ley de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas (Ley N° 26.364).

Los empleadores sancionados, mientras estén incluidos en el REPSAL, no podrán:

 a) Acceder a los programas, acciones asistenciales o de fomento, beneficios o subsidios, implementados o financiados por el Estado Nacional.

b) Acceder a líneas de crédito otorgadas por instituciones bancarias públicas.

c) Celebrar contratos de compraventa, suministros, servicios, locaciones, consultoría, alquileres con opción a compra, permutas, concesiones de uso de los bienes de dominio público y privado del Estado Nacional.

d) Participar en obras públicas, concesiones de obras públicas, concesiones de servicios públicos y licencias.

e) Acceder a los beneficios de promoción del empleo previstos en esta norma.

La norma no solo penaliza las faltas antes descriptas, sino que considera un agravante a la reincidencia, estipulando, -para el supuesto que la misma ocurriese dentro de los tres (3) años contados desde la primera resolución sancionatoria firme-, las siguientes sanciones adicionales:

a) Excluir de pleno derecho del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes.

b) Impedir que deduzcan en el impuesto a las ganancias los gastos inherentes al personal.

(B)Regímenes Especiales de Promoción del Trabajo Registrado.

Se crea un sistema de promoción del empleo cuyo pilar se basa en la reducción total y/o  parcial del pago de cargas patronales, y a tal fin crea dos regímenes, a saber:

  • Régimen Permanente de Contribuciones a la Seguridad Social para Micro empleadores:

Quedan comprendidos en este régimen, las personas, físicas o jurídicas (únicamente S.R.L.),  que empleen hasta cinco (5) trabajadores, siempre que su facturación anual no supere los importes que establezca la reglamentación –está pendiente de reglamentación este aspecto-.

La nómina se incrementa a siete (7) trabajadores cuando el empleador produzca un incremento en el plantel existente a la fecha de su inclusión en el mencionado régimen.

Se excluyen a los siguientes empleadores:

a) Empleadores que empleen hasta cinco (5) trabajadores por producir bajas en la nómina de personal. Esta exclusión durará hasta doce (12) meses contados desde el último despido.

b) Empleadores incluidos en el REPSAL mientras dure su inclusión.

c) Empleadores que registren alta siniestralidad en los establecimientos o lugares de trabajo, conforme las condiciones que establezca la reglamentación.

d) Empleadores que hubieren producido despidos sin causa justificada en el transcurso de seis (6) meses anteriores a la entrada en vigencia de la ley.

El beneficio que otorga el régimen implica una reducción del 50% en las contribuciones patronales con destinos a los siguientes subsistemas:

a) Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP).

b) Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJyP).

c) Fondo Nacional de Empleo.

d) Régimen Nacional de Asignaciones Familiares.

e) Registro Nacional de Trabajadores Agrarios.

Este régimen no aplica en relación a los siguientes trabajadores:

(i)            Trabajadores agrarios con contrato permanente discontinuo;

(ii)           Trabajadores part-time;

(iii)          Empleados domésticos.

  • Régimen de Promoción de la Contratación de Trabajo Registrado

Este régimen tiene una vigencia de 12 meses, y aplica a toda nueva relación laboral, quedando excluidos los siguientes empleadores:

a) Empleadores que figuren en el REPSAL, por el tiempo que permanezcan en el mismo.

b) Empleadores que incurran en prácticas de uso abusivo del este beneficio, conforme establezca la reglamentación.

Asimismo dispone que comprende a todos los trabajadores, salvo los casos descriptos a continuación:

a) Los que se encuentren empleados por el mismo empleador con anterioridad a la entrada en vigencia de la ley.

b) Los que hayan sido contratados, y luego de producido el distracto laboral, por cualquier causa, sean reincorporados por el mismo empleador dentro de los doce (12) meses posteriores a su desvinculación.

c) El nuevo dependiente que se contrate dentro de los doce (12) meses contados a partir de la extinción incausada de la relación laboral de otro trabajador.

d) Trabajadores agrarios con contrato permanente discontinuo.

e) Los empleados domésticos.

Concretamente la norma otorga el beneficio de una reducción de las contribuciones patronales, por el término de 24 (veinticuatro) meses contados a partir del inicio de una nueva relación laboral, con destinos a los siguientes subsistemas:

a) Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP).

b) Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJyP).

c) Fondo Nacional de Empleo.

d) Régimen Nacional de Asignaciones Familiares.

e) Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios.

Los porcentajes a ingresar varían según la cantidad de trabajadores a cargo:

a)    Empleadores con una dotación de hasta 15 (quince) trabajadores: No deberán ingresar las mencionadas contribuciones durante los primeros 12 (doce) meses de la relación laboral, y durante los segundos doce mese deberán ingresar el 25% de las mismas.

b) Empleadores que cuentan con entre dieciséis (16) y ochenta (80) trabajadores: Durante los primeros veinticuatro (24) meses deberán ingresar el 50% de las contribuciones.

c) Empleadores con una dotación de más de ochenta (80) trabajadores: Durante los primeros veinticuatro (24) meses deberán ingresar el 75% de las contribuciones.

El empleador gozará de este beneficio por cada nuevo dependiente siempre que este trabajador produzca un incremento en  la nómina de personal respecto al período que se determinará en la reglamentación.

En el caso que durante la vigencia del beneficio, el empleador incurriera en alguna de las faltas detalladas en este informe, el beneficio se tendrá por decaído, debiendo los empleadores ingresar la proporción de las contribuciones con destino a la seguridad social que resultaron exentas, más los intereses y multas correspondientes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho Empresario, Derecho Laboral. Guarda el enlace permanente.