Herramientas frente a los daños provocados por accion u omision del Estado

Las empresas para desarrollar sus actividades, de alguna manera o de otra, conviven con decisiones del Estado, dependen de aprobaciones de distintas reparticiones, y en algunos casos sufren los efectos de aplicaciones de leyes claramente inconstitucionales. Muchas veces alguna de estas situaciones provoca violaciones de derechos constituciones, que se traducen en la imposibilidad de desarrollar sus actividades.
Frente a la gravedad de alguna de las situaciones descriptas, el ordenamiento legal otorga distintas herramientas para que los particulares, y en el caso que nos ocupa las empresas, puedan recurrir a la Justicia para defenderse, y lograr revertir normas y/o disposiciones que impiden la actividad empresarial.

Concretamente, cuando una empresa ve en peligro su actividad, por las demoras del Estado en resolver alguna cuestión pendiente de aprobación, o por la aplicación de una ley que soslaya derechos, estamos frente a la violación del derecho de propiedad y de la libertad de trabajo, entre otros.

Ante esta situación, las empresas pueden recurrir ante la Justicia por dos vías, la del amparo o en su caso, acciones declarativas de fondo, que buscan terminar los efectos abusivos que una demora o acción puedan ocasionar.

Estas acciones son acompañadas habitualmente con la petición del dictado de una medida cautelar que busca, en forma rápida, suspender los efectos que están afectando a la empresa, sin necesidad de esperar una sentencia de fondo.
Hoy existen determinadas situaciones que se dan mediante el actuar del estado, que están afectando seriamente a muchas empresas en su giro habitual, y más concretamente nos referimos a las empresas que precisan importar bienes, para continuar con su giro habitual.
Frente a estas demoras, actualmente las empresas están presentando amparos por mora, o acciones declarativas de constitucionalidad, junto a la medida cautelar que busca concretamente la autorización para importar determinados bienes, y posteriormente efectuar los pagos al exterior, sin tener que seguir esperando la aprobación de una determinada DJAI observada sin expresión de motivo y por tiempo indeterminado.
La Justicia ha comenzado desde el segundo semestre del año pasado, a otorgar medidas cautelares, mediante las cuales las empresas pueden importar los insumos y/o productos necesarios para su desarrollo.
Boneo Villegas Abogados, como parte de los servicios que presta y a prestado a las empresas que desarrollan sus actividades en distintos sectores de la economía, ha representado a sus clientes ante la Justicia mediante la interposiciones de amparos por mora; amparo por inconstitucionalidad, y acciones declarativas de fondo, y ha conseguido resultados concretos, logrando la obtención de medidas cautelares que les ha posibilitado, importar y pagar dichas importaciones.
Para obtener dichas medidas, es necesario primero efectuar una evaluación legal de la situación concreta, luego configurar la mora del Estado, y persistiendo la misma, interponer las acciones específicas para en caso concreto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho Empresario. Guarda el enlace permanente.