Errores en al evaluacion e implementacion de un despido

En un reciente caso la Cámara Federal de Apelaciones del Trabajo, condeno a una empresa al pago de las indemnizaciones por despido injustificado y daño moral a favor de un empleado que había sido despedido en forma posterior a sufrir una enfermedad inculpable, aduciendo la empresa al momento del despido que se debía a un proceso de restructuración. El empleado inicio una demanda reclamando indemnización por despido injustificado y daños moral, y en dichas actuaciones se probo, -entre otros-, que el puesto que detentaba el ex_ empleado fue ocupado por otra persona en forma posterior, dando lugar al pago de la indemnización contemplada por el artículo 245 de la Ley de Contrato de trabajo.

Adicionalmente, los jueces entendieron que el despido tuvo como  origen un hecho discriminatorio –el estado de salud del actor-, y ello habría generado en el empleado afecciones psicológicas que debían ser indemnizadas.

Estos fallos recuerdan que, en forma previa a tomar la decisión de despedir un empleado, es importante analizar todos los antecedentes facticos y jurídicos, ya que un despido mal implementado puede generar mayores costos y precedentes en contra de la empresa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho Empresario, Derecho Laboral. Guarda el enlace permanente.