Aplicacion de la Ley Antidiscriminacion ante la Justicia del Trabajo

Hay una tendencia en aumento en la Justicia laboral argentina que consiste en condenar al pago del concepto “extra-tarifario” –daño moral-, por aplicación de la ley antidiscriminatoria, y en algunos casos ordenan la posterior reinstalación del trabajador en su puesto.

Es una tendencia en aumento en la justicia, a partir del caso Stafforini c/ANSES del año 2001, donde la justicia laboral aplicó por primera vez la ley antidiscriminación N° 23.592, ordenando la reinstalación del reclamante por considerar la existencia de discriminación política, y se generalizó la aplicación de esta norma en el ámbito laboral.

Sin perjuicio de ello, la mayoría de los casos en los cuales se ordena la reincorporación, son casos en los cuales existió discriminación sindical.

Pero si es una práctica hoy habitual ante los Juzgados del Trabajo, el hacer lugar a los reclamos de daño moral en forma adicional al reclamo de otros rubros tarifados (indemnización contemplada en el artículo 245 de la L.C.T.-), derivados de un despido sin causa, aduciendo un trato discriminatorio con sustento en el articulo uno de la Ley 23.592.

En muchos casos se ha observado que la alegación por parte del trabajador, que ya está en conocimiento que va ha ser despedido, de malos tratos y/o tratos que son distintos a los recibidos con anterioridad y/o distintos en relación a los tratos recibidos por el resto de sus compañeros, dan lugar en forma posterior a este tipo de indemnizaciones,

Por lo expuesto, -a fin de evitar contingencias o minimizar las mismas-, es muy importante llevar a cabo medidas preventivas consistentes en:

1)     Políticas de transparencia, información acerca de malos tratos laborales,

2)     Recepcionar las denuncias de malos tratos, y actuar con procedimientos internos para esclarecer los hechos;

3)     Aplicar eventualmente las sanciones que habilita la ley a los responsables de los malos tratos, o tratos discriminatorios.

Asimismo antes de encarar un despido, es muy importante analizar en cada caso concreto la forma de comunicar, y llevar adelante el mismo, teniendo en cuenta los antecedentes facticos de cada caso concreto, y las motivaciones del despido a comunicar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho Empresario, Derecho Laboral. Guarda el enlace permanente.