Impacto de las Elecciones Brasileñas en el Mercosur

            – La visión estratégica de los Ex – Presidentes, Raúl Alfonsín en Argentina y Jose Sarney en Brasil, permitió poner fin a las diferencias que existían entre los dos países y acordar el punto de partida del proceso de integración regional.

             – Con diferentes circunstancias y escenarios, la decisión de estos dos ex-Presidentes, recuerda la que tuvieron en los inicios de la integración europea, Jean Monnet, Robert Schuman, Konrad Adenauer y Alcides De Gasperi.

            – Estos preclaros políticos europeos pensaron en la unión, “…para asegurar la paz mediante logros pequeños, conseguidos paso a paso y a través de la organización de un sistema jurídico que permitiera esa unión con cierta flexibilidad.” (“Los constructores de Europa”, José Luís de Imaz, Fundación Carolina).

            – Lo cierto es que Alfonsín y Sarney, pensaron en un mercado común, al cual se llegaría mediante un proceso similar al europeo, basado en los principios de gradualidad, flexibilidad y parcialidad.

            – La Declaración de Iguazú (noviembre de 1985), fue el punto de partida  y el Programa de Integración y Cooperación Económica (Julio de 1986) concretó la puesta en marcha de veinticuatro protocolos sectoriales.

            – Posteriormente, el Tratado de Asunción –suscripto el 26 de marzo de 1991- plasmó una audaz idea, que aceleró los tiempos proyectando el objetivo central, hacia la creación de un mercado común.

     – Las dificultades para concretar tal objetivo son bien conocidas y forman parte de la historia reciente y responden fundamentalmente a la ausencia de firmes decisiones políticas, asimetrías sin solución, incumplimientos y violaciones a las normas acordadas, en definitiva no cumplir con los dos mandatos que deja la experiencia europea, esto es,  “la visión compartida” y “la comunidad de intereses”.

            – Pero de ello no debe deducirse que la integración constituye una causa perdida, ya que, por una parte, los avances del proceso son sustanciales y, por la otra, los profundos y estrechos lazos entre Argentina y Brasil permiten imaginar un futuro de mayor integración.

             – En cierto sentido, el proceso de integración ha derivado hacia un “bilateralismo casi excluyente”, con los consecuentes reclamos de los “socios menores” (Uruguay – Paraguay), que no encuentran los beneficios esperados al participar en el Mercosur.

             – Tal como sucedió entre Francia y Alemania en los inicios del Mercado Común Europeo, la relación entre Argentina y Brasil debe preservarse y profundizarse, dada la importancia que ambos países tienen en el proceso de integración.

             – Recordemos que el comercio entre Brasil y Argentina pasó de 6.000 millones de dólares (2003) a 30.000 millones de dólares.

            – En ese contexto, el resultado electoral en la Republica Federativa de Brasil, es trascendente, para el futuro del Mercosur.

            – En términos electorales los resultados verificados (Dilma Rousseff – 46,8% y José Serra -32,6%), obligan a que dichos candidatos se enfrenten en una segunda vuelta.

            – Aunque la politica exterior, fue un tema no abordado en detalle en los debates de campaña, las posturas frente al Mercosur difieren entre los dos candidatos. No obstante, se conocen expresiones previas de los mismos.

            – Por ser la candidata oficialista apoyada expresamente por el presidente Lula, todo indica que Dilma Rousseff continuará con la política llevada a cabo por Lula, tendiente a profundizar la integración regional.

             – El Presidente Lula, tuvo manifestaciones de apoyo y acciones concretas a favor del proceso de integración regional y manifestó su compromiso al asumir la Presidencia Pro-tempore del Mercosur, de arribar a un acuerdo con la Unión Europea como objetivo principal de su mandato.

 

 
 

– Cabe mencionar que José Serra es la expresión política del pensamiento de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo, que ha hecho pública sus críticas en forma permanente hacia el Mercosur y cuyo Presidente del Consejo de Comercio Exterior Rubens Barboza, opinó que el Mercosur es demasiado pequeño ante el crecimiento de Brasil, su proyección externa y sus intereses globales.

 

 

– Lo cierto es que recientes declaraciones, del Director de Relaciones Internacionales de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo – Thomaz Zanotto-, en el sentido que se necesita más Mercosur y no menos,  han implicado morigerar la posición tradicional de dicha entidad.

 

            – La posición de José Serra fue expuesta en los siguientes términos: “el Mercosur debe ser flexibilizado de forma de evitar que sea un obstáculo para políticas agresivas de acuerdos comerciales internacionales”.

 

 

– El concepto de flexibilización que expone Serra, supone retrotraer el Mercosur  para convertirlo en un área de libre comercio, ya que su actual configuración restringiría el margen de libertad de negociación de Brasil, cuya consecuencia sería considerar al Mercosur como uno más de los socios comerciales de Brasil.

 

            – Posteriormente  y con el fin de aclarar la postura frente a la flexibilización del bloque, el candidato José Serra, manifestó que ello no sería una decisión unilateral de Brasil, sino que debería ser negociada con los demás socios del Mercosur.

 

 

            – De ganar en la segunda vuelta Jose Serra, posiblemente el futuro del Mercosur, cuyo objetivo es la creación de un mercado común, se vería seriamente afectado internamente, y caería su credibilidad y fortaleza para negociar en bloque frente a otros países o regiones.

 

            – Ahora bien, de confirmarse los pronósticos, la ganadora sería la candidata del Partido de los Trabajadores Dilma Rousseff, por lo que podemos estimar que la posición del Brasil con respecto al Mercosur continuaría en la línea trazada por el Presidente Lula.

 

Dr. Eduardo J. Boneo Villegas

Director del Instituto de derecho Empresarial

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derecho Empresario. Guarda el enlace permanente.